Info

Hoy es martes, y como todos los martes voy a realizar la visita a la perrera donde trabajo, para supervisar que todos los animales allí presentes se encuentran en buen estado de salud y valorar las nuevas entradas. Y como todos los martes salgo de allí con una mezcla de sentimientos negativos, tristeza, rabia e impotencia, por ver todos esos perritos allí, unos por ser abandonados a su suerte, otros por ser rescatados en condiciones de maltrato, otros que supuestamente se habían perdido pero que nunca nadie los ha reclamado. Y al llegar a casa, ya empiezo a ver los anuncios de las campañas de vacunación fomentadas por los organismos públicos, con unos precios ridículos, e inevitablemente crecen y se agudizan todos esos sentimientos negativos. Voy a explicar el por qué, desde un punto de vista médico y desde un punto de vista ético.

Primero que nada, me gustaría explicar de manera sencilla qué es una vacuna. Las vacunas llevan en su interior microorganismos (virus o bacterias) vivas o atenuadas. Lo que hacen en realidad es engañar a nuestro organismo, al sistema inmunológico, haciéndole pensar que está siendo atacado por un agente infeccioso y obligándole a defenderse, produciendo anticuerpos. La vacunación es un acto clínico y las vacunas, como cualquier otro medicamento, no están completamente exentas de efectos adversos. Por esa razón, los profesionales debemos asegurarnos de que el animal se encuentra en buen estado de salud, para minimizar la posible aparición de estos efectos adversos y para que haya una buena respuesta del sistema inmunológico, y por lo tanto una correcta formación de anticuerpos.

El argumento que dan las instituciones públicas para realizar este tipo de campañas, es que quieren ayudar a garantizar la salud de nuestras mascotas. Y debes saber que ese argumento es engañoso. Y, ¿por qué?. En las campañas de vacunación, sólo va incluido vacuna de la rabia e identificación con microchip, algo que es obligatorio por ley en todos los perros, hayan o no hayan campañas de vacunación. El virus de la rabia está erradicado en España desde el año 1978, a excepción de algún caso esporádico en Ceuta y Melilla. La vacunación es obligatoria por el riesgo que existe de que pueda ser importado de países donde el virus de la rabia sigue estando muy presente.

Si de verdad el objetivo de nuestras instituciones es velar por la salud de nuestras mascotas, les dejo algunas ideas que sí son necesarias:

  • Campaña de vacunación de parvovirus, moquillo y hepatitis infecciosa canina (enfermedad que produce muchas muertes todos los años en nuestro país)
  • Campaña de vacunación de leptospirosis (enfermedad que, al igual que la rabia, es zoonótica. Es decir, qué se puede transmitir al humano, con graves consecuencias para ambos)
  • Campañas de esterilización
  • Campañas de concienciación sobre bienestar animal, para propietarios y para las autoridades competentes. Explicar qué tener una mascota no implica solamente que tenga agua y comida
  • Preocuparse en realizar visitas regulares a las perreras de la isla y aumentar la inversión en ellas
  • Colaborar y apoyar a las diferentes protectoras, que realizan un trabajo titánico con todos los animales desfavorecidos y que necesitan ayuda.

Desde un punto de vista ético, y sabiendo que la mayor parte de las personas que tienen mascotas, las aman, cuidan y las consideran uno más de la familia, existen otras muchas que no les tienen esa consideración. Que se benefician de este tipo de campañas, favoreciendo que se puedan permitir tener 4, 5, y hasta 10 perros en condiciones, cuanto menos, discutibles.

Por todo esto me pregunto, ¿de verdad los que realizan este tipo de campañas piensan que están favoreciendo la salud de los animales o se trata, simplemente, de cuestiones políticas? Si es por la primera opción, se deberían dejar aconsejar por los profesionales que trabajan a diario en esta materia y entienden las necesidades de las mascotas.

En esta web utilizamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia mientras visitas nuestro sitio. Si sigues navegando por nuestra página web entenderemos que estás de acuerdo y que aceptas nuestras cookies.    Más información
Privacidad